ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Y los sanitarios? ¿Siguen la dieta mediterránea?

Un estudio realizado con autoinformes de dieta mediterránea (DiMe),(1) cumplimenta ..
Artículo completo

Publicado: 20/07/2017

Definiendo el comportamiento sedentario y la inactividad física

  Un grupo de investigadores ha definido nueve conceptos -inactividad física, ..
Artículo completo

Publicado: 19/07/2017

La hipótesis del elevado colesterol calorías han muerto. Es hora de centrarse en la verdadera culpable

Hay evidencia emergente que demuestra que la resistencia a la insulina es el predi ..
Artículo completo

Publicado: 15/07/2017

Un flavonoide de las fresas puede prevenir el envejecimiento neuronal en algunas demencias

Maher, que trabaja en el laboratorio de David Schubert, director del Laboratorio d ..
Artículo completo

Publicado: 12/07/2017

Biodisponibilidad del calcio de las aguas minerales con diversa mineralización en comparación con la leche y un suplemento de calcio

  Objetivo: El objetivo del presente estudio fue comparar la biodisponibi ..
Artículo completo

Publicado: 08/07/2017
Ver todas las noticias

Cúrcuma, neuroprotector natural

Cúrcuma, neuroprotector natural

Cúrcuma, neuroprotector natural

 

La curcumina tiene actividad antioxidante, antiinflamatoria, neuroprotectora y antidepresiva, entre otros efectos. El efecto antidepresivo sería dependiente de la dosis y estaría mediado por el aumento de las aminas biogénicas a nivel cortical y del hipocampo. La curcumina aumentaría el nivel hipocampal de BDNF. También se observó la disminución del nivel de citoquinas proinflamatorias y de proteínas implicadas en la apoptosis. Es posible que la curcumina tenga un perfil favorable en presencia de depresión y neurodegeneración.

 

Los procesos neurodegenerativos pueden contribuir a la aparición de depresión. De hecho, la depresión se observa con frecuencia en pacientes con patologías neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer (EA). Asimismo, la depresión puede indicar un proceso neurodegenerativo latente.

Según lo hallado en diferentes estudios, la pérdida neuronal en el núcleo paraventricular del hipotálamo puede asociarse con la depresión mayor. A su vez, los pacientes con depresión pueden presentar una disminución del volumen del hipocampo, lo cual reflejaría una reducción de la neurogénesis. Según una hipótesis vigente, el estrés puede inducir neurodegeneración por medio de la activación del sistema neuroendocrino, la modificación de la neurotransmisión y las citoquinas proinflamatorias.

Esto contribuye a la fisiopatología de la depresión. La neuroinflamación es una respuesta cerebral destinada a inactivar o eliminar un daño potencial y se encuentra mediada por la glía y los linfocitos, monocitos y macrófagos del sistema hematopoyético. Según lo informado, los pacientes con depresión mayor presentan una alteración de los marcadores inmunológicos que incluye un aumento de la actividad de las citoquinas proinflamatorias. A su vez, la inflamación crónica puede generar neurodegeneración y constituir un marcador inicial de depresión, en tanto que el estrés crónico puede exacerbar la liberación de citocinas proinflamatorias y la aparición de depresión.

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.