ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Y los sanitarios? ¿Siguen la dieta mediterránea?

Un estudio realizado con autoinformes de dieta mediterránea (DiMe),(1) cumplimenta ..
Artículo completo

Publicado: 20/07/2017

Definiendo el comportamiento sedentario y la inactividad física

  Un grupo de investigadores ha definido nueve conceptos -inactividad física, ..
Artículo completo

Publicado: 19/07/2017

La hipótesis del elevado colesterol calorías han muerto. Es hora de centrarse en la verdadera culpable

Hay evidencia emergente que demuestra que la resistencia a la insulina es el predi ..
Artículo completo

Publicado: 15/07/2017

Un flavonoide de las fresas puede prevenir el envejecimiento neuronal en algunas demencias

Maher, que trabaja en el laboratorio de David Schubert, director del Laboratorio d ..
Artículo completo

Publicado: 12/07/2017

Biodisponibilidad del calcio de las aguas minerales con diversa mineralización en comparación con la leche y un suplemento de calcio

  Objetivo: El objetivo del presente estudio fue comparar la biodisponibi ..
Artículo completo

Publicado: 08/07/2017
Ver todas las noticias

Una dieta baja en sodio podría no reducir la presión arterial

Una dieta baja en sodio podría no reducir la presión arterial

Un nuevo estudio que siguió a más de 2.600 hombres y mujeres durante 16 años encontró que consumir menos sodio no se asocia con presión arterial más baja. Los nuevos hallazgos ponen en duda los límites de sodio recomendados por las 2015-2020 Dietary Guidelines.

La Dra. Lynn L. Moore, profesora asociada de Medicina en la Boston University School of Medicine, en Estados Unidos, ha presentado la nueva investigación en las Sesiones Científicas y Reunión Anual de la American Society for Nutrition durante la ASN Experimental Biology 2017, celebrada en Chicago, Estados Unidos.

Para el estudio, los investigadores siguieron a 2.632 hombres y mujeres de 30 a 64 años de edad que formaban parte del 'Framingham Offspring Study'. Los participantes tenían presión arterial normal al inicio del estudio, pero, durante los siguientes 16 años, los autores encontraron que los que consumían menos de 2.500 miligramos de sodio al día tenían una presión arterial más alta que los que ingerían mayores cantidades de sodio.

Otros grandes análisis publicados en los últimos años han encontrado lo que los investigadores llaman una relación en forma de 'J' entre el sodio y el riesgo cardiovascular, es decir, las personas con dietas bajas en sodio, la ingesta de sodio (por encima de la ingesta habitual del estadounidense promedio) tenían mayores riesgos de enfermedad cardiaca.

Aquellos con el menor riesgo seguían ingestas de sodio promedio, que es la gama consumida por la mayoría de los estadounidenses. Estos nuevos resultados apoyan estos otros estudios que han cuestionado la sabiduría sobre la ingesta dietética de sodio baja en la población en general.

Los investigadores también encontraron que las personas participantes en el análisis que tomaban mayores cantidades de potasio, calcio y magnesio mostraron una presión arterial más baja a largo plazo. En el estudio Framingham, las personas con mayor ingesta combinada de sodio (3.717 miligramos por día en promedio) y potasio (3.211 miligramos por día en promedio) tuvieron la presión arterial más baja.

 

Publicado en Univadis. Noticias médicas

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.