ÚLTIMAS NOTICIAS

Si queremos evitar la demencia en mayores, controlemos la inflamación de bajo grado

MÉTODOS: adultos residentes en la comunidad mayores de la evaluación de Gi ..
Artículo completo

Publicado: 19/06/2017

Los especialistas más importantes a nivel mundial ¿Toman suplementos?

El profesor Jose Antonio, Ph.D. FISSN FNSCA CSCS, es el CEO y co-fundador de la In ..
Artículo completo

Publicado: 13/06/2017

Ese aminoácido desconocido L-Teanina

La teanina tiene propiedades psicoactivas estimulantes, con efecto reductor en la ..
Artículo completo

Publicado: 13/06/2017

¿Está relacionada la vitamina D con los microinfartos cerebrales?

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Massachusetts en Worcester, incluyó ..
Artículo completo

Publicado: 13/06/2017

La desconocida vitamina K

La vitamina K, también conocida como fitomenadiona o vitamina antihemorrágica, es ..
Artículo completo

Publicado: 13/06/2017
Ver todas las noticias

Disminuir peso y mejorar la artrosis en rodillas ¿Es posible?

Disminuir peso y mejorar la artrosis en rodillas ¿Es posible?

Perder algo de peso de encima podría quitarle una carga nociva de las rodillas. En un estudio reciente, las personas obesas y con sobrepeso que perdieron un 5 por ciento o más de su peso a lo largo de cuatro años experimentaron menos degeneración del cartílago de la rodilla, en comparación con las personas cuyo peso permaneció estable.

Más de la mitad de los adultos de EE. UU. de a partir de 75 años de edad tienen osteoartritis, que es la forma de la enfermedad articular de desgaste en que el cartílago se hace más pequeño y se erosiona. Y más de un tercio de los estadounidenses mayores de 20 años son obesos, anotaron los autores del estudio.

El exceso de peso supone un estrés para las rodillas que puede resultar en artritis y, potencialmente, la necesidad de un reemplazo articular. Además, las personas con sobrepeso con frecuencia alteran la forma en que andan, lo que puede afectar a la articulación de la rodilla. También podrían tener unos niveles en sangre más altos de proteínas que provocan inflamación de las articulaciones, lo que aumenta el riesgo de osteoartritis.

En el estudio, Gersing y sus colaboradores recolectaron datos de 640 personas obesas y con sobrepeso que tenían una osteoartritis leve o estaban en riesgo de tenerla. Los pacientes, con una edad promedio de 69 años, formaban parte de la Iniciativa de la Osteoartritis, un estudio nacional de EE. UU. sobre la prevención y el tratamiento de la artritis de la rodilla.

Los participantes fueron asignados a tres grupos: los que perdieron más de un 10 por ciento de su peso corporal, los que perdieron entre un 5 y un 10 por ciento de su peso corporal, y aquellos cuyo peso permaneció estable.

A lo largo de 48 meses, los investigadores encontraron que los pacientes que perdieron un 5 por ciento de su peso tenían unas tasas más bajas de degeneración del cartílago que los pacientes cuyo peso permaneció constante. Entre los pacientes que perdieron un 10 por ciento de su peso corporal, la degeneración del cartílago se hizo incluso más lenta.

La pérdida de peso también ralentizó la degeneración de los meniscos, las almohadillas de cartílago en forma de media luna que protegen y amortiguan a la articulación de la rodilla.

 

FUENTE: Alexandra Gersing, M.D., department of radiology and biomedical imaging, University of California, San Francisco; Matthew Hepinstall, M.D., orthopedic surgeon, Lenox Hill Hospital Center for Joint Preservation and Reconstruction, New York City; Radiology

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.