ÚLTIMAS NOTICIAS

El potasio en la dieta, importa

Los alimentos ricos en potasio, como los plátanos y los agua ..
Artículo completo

Publicado: 17/10/2017

La dieta, en niños con esclerosis múltiple, es especialmente importante

Una dieta rica en grasas saturadas, puede aumentar el riesgo de recaída en niños c ..
Artículo completo

Publicado: 16/10/2017

Los medicamentos para combatir la acidez estomacal pueden alterar determinadas bacterias intestinales y promover lesiones en el hígado

  Un estudio de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha ..
Artículo completo

Publicado: 13/10/2017

¿Pueden tomar avena los pacientes con intolerancia al glúten?

En la búsqueda se han localizado 1 Revisión Sistemática (RS) del 2017, 2 Sumar ..
Artículo completo

Publicado: 10/10/2017

Las bebidas alternativas a la leche no sustituyen el yodo de la leche de vaca

Los consumidores de bebidas alternativas a la leche pueden estar en riesgo de defi ..
Artículo completo

Publicado: 04/10/2017
Ver todas las noticias

La dieta, en niños con esclerosis múltiple, es especialmente importante

La dieta, en niños con esclerosis múltiple, es especialmente importante

Una dieta rica en grasas saturadas, puede aumentar el riesgo de recaída en niños con esclerosis múltiple (EM) hasta en un 56 por ciento, según sugiere una investigación publicada en línea en el Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry

Por otro lado, la alta ingesta de vegetales puede reducir a la mitad el riesgo de recaída.

Varios factores genéticos y ambientales, como la infección previa con el virus de Epstein Barr, la exposición al humo del cigarrillo y los bajos niveles de vitamina D, se han asociado con un mayor riesgo de esclerosis múltiple, pero qué papel, si hay alguno, puede tener la dieta, ha sido en gran parte inexplorado. Los niños con esta enfermedad, sin embargo, tienen una tasa de recaída más alta que los adultos con la enfermedad, por lo que los investigadores decidieron analizar el impacto potencial de la dieta en este grupo de edad.

Analizaron las dietas de 219 niños / jóvenes de 11 centros de MS de niños en todo Estados Unidos. Cada uno de ellos había sido diagnosticado antes de los 18 años y había tenido la forma remitente-remitente de la esclerosis múltiple o el síndrome clínicamente aislado, que describe el primer episodio de síntomas neurológicos asociados con la enfermedad, durante menos de cuatro años.

Cada niño / joven completó un cuestionario validado (Block Kids Food Screener) sobre la cantidad y frecuencia de alimentos y bebidas específicos que habían consumido durante un período de una semana, y su salud neurológica fue rastreada hasta la próxima recaída.

En promedio, fueron monitoreados por poco menos de dos años, tiempo durante el cual 93 de ellos (42.5%) recayeron.

El análisis de los datos del cuestionario mostró que cada aumento de 10 por ciento en la ingesta de calorías derivada de la grasa se asoció con un aumento del riesgo del 56 por ciento de una recaída, gran parte de lo cual parecía estar impulsado por la ingesta de grasas saturadas: cada 10 por ciento de aumento de calorías de esta fuente se asoció con un triple en el riesgo de una recaída.

Por otro lado, cada taza adicional de vegetales comidos se asoció con una reducción a la mitad del riesgo de recaída, independientemente del consumo de grasas.

Los hallazgos se cumplieron, incluso después de que se tuvieron en cuenta los niveles de vitamina D y otros factores potencialmente influyentes, como la edad, el género, la raza, la etnia, la duración de la enfermedad, el peso (IMC) y el tratamiento farmacológico.

Otros nutrientes, como el azúcar, el hierro, la fruta y la fibra, no se asociaron con el riesgo de recaída.

Los investigadores explican que una dieta alta en grasas estimula el metabolismo celular, incluida la liberación de productos químicos inflamatorios, además de influir en el microbioma intestinal y la inmunidad asociada. Y la grasa animal a menudo está vinculada a una ingesta alta de calorías, que a su vez es un factor implicado en diversas afecciones inflamatorias a largo plazo. Una dieta rica en verduras tendría el efecto contrario.

Este es un estudio observacional por lo que no se pueden extraer conclusiones firmes sobre la causa y el efecto, a lo que el cuestionario capturó hábitos alimenticios durante una semana solamente y no incluyó alcohol o café, lo que puede haber aumentado la ingesta calórica entre 18-19. años de edad. Sin embargo, los hallazgos proporcionan alguna evidencia preliminar para hacer recomendaciones dietéticas para pacientes con esclerosis múltiple.

Azary S, Schreiner T, Graves J, et al Contribution of dietary intake to relapse rate in early paediatric multiple sclerosis J Neurol Neurosurg Psychiatry Published Online First: 09 October 2017. doi: 10.1136/jnnp-2017-315936

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.