ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Y los sanitarios? ¿Siguen la dieta mediterránea?

Un estudio realizado con autoinformes de dieta mediterránea (DiMe),(1) cumplimenta ..
Artículo completo

Publicado: 20/07/2017

Definiendo el comportamiento sedentario y la inactividad física

  Un grupo de investigadores ha definido nueve conceptos -inactividad física, ..
Artículo completo

Publicado: 19/07/2017

La hipótesis del elevado colesterol calorías han muerto. Es hora de centrarse en la verdadera culpable

Hay evidencia emergente que demuestra que la resistencia a la insulina es el predi ..
Artículo completo

Publicado: 15/07/2017

Un flavonoide de las fresas puede prevenir el envejecimiento neuronal en algunas demencias

Maher, que trabaja en el laboratorio de David Schubert, director del Laboratorio d ..
Artículo completo

Publicado: 12/07/2017

Biodisponibilidad del calcio de las aguas minerales con diversa mineralización en comparación con la leche y un suplemento de calcio

  Objetivo: El objetivo del presente estudio fue comparar la biodisponibi ..
Artículo completo

Publicado: 08/07/2017
Ver todas las noticias

Dejar de fumar es prioritario en la enfermedad mental

Dejar de fumar es prioritario en la enfermedad mental

Dejar de fumar es prioritario en la enfermedad mental

La nicotina puede mejorar la atención y la concentración, esto puede llevar a pacientes de enfermedades mentales a usarlos. Sin embargo los beneficios de la nicotina son de corta duración, tan solo unos cinco minutos. El cerebro se adapta a la liberación de dopamina reiterada que induce la nicotina al disminuir la producción de dopamina.

El equipo de la Dra Lena Rademacher, realizó estudios por imágenes del cerebro a 15 no fumadores y a 30 fumadores, a los que luego les ofreció un tratamiento de cesación del tabaco. A los tres meses, los autores repitieron las imágenes en los 15 participantes que habían dejado de fumar. Los fumadores producían inicialmente un 15-20 por ciento menos de dopamina que los no fumadores, según publica el equipo en Biological Psychiatry. Pero en la segunda serie de imágenes, esa diferencia había desaparecido entre los no fumadores y los participantes que habían dejado de fumar durante el estudio.

Esto es importante porque algunos investigadores plantean que ciertas personas producirían menos dopamina naturalmente, lo que las predispondría a la adicción.

La adicción a la nicotina está asociada con trastornos del sistema dopaminérgico. Pero los científicos desconocen si fumar induce esas anormalidades o si éstas son preexistentes en algunas personas y eso aumenta su vulnerabilidad a la adicción a la nicotina.

Dado que el estudio identificó que la mayoría de los problemas que causa la nicotina desapareció al dejar de fumar, los resultados sugieren que se trata de un subproducto del tabaquismo, según finalizó Rademacher.

 

Fuente: Lisa Rapaport, Reuters Health el 16 de agosto de 2016

 

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.