ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Es adecuado el aguacate para los mayores?

Investigadores de la Tufts University (Estados Unidos) aseguran que el consumo dia ..
Artículo completo

Publicado: 19/09/2017

¿Pueden, simplemente, 10 olivas, tener un fuerte potencial nutracéutico?

Las aceitunas contienen compuestos, llamados catecoles -especialmente 3,4-dihidrox ..
Artículo completo

Publicado: 14/09/2017

Sobre las ayudas ergogénicas... Posicionamientos de consenso

Tomar ayudas ergogénicas sin el asesoramiento de un experto, puede no ser tan peli ..
Artículo completo

Publicado: 14/09/2017

Dieta cetogénica aumenta la expectativa de vida y la memoria en ratones

  Las dietas cetogénicas simula ciertos aspectos metabólicos de la restricción ..
Artículo completo

Publicado: 05/09/2017

La leche, fuente de proteínas de alta calidad y sostenibilidad

Mientras que aproximadamente el 60% de la proteína dietética consumida en todo el ..
Artículo completo

Publicado: 30/08/2017
Ver todas las noticias

¿Pueden causar Parkinson las estatinas recetadas indiscriminadamente?

¿Pueden causar Parkinson las estatinas recetadas indiscriminadamente?

BALTIMORE, EEUU. Nuevos hallazgos de una extensa base de datos estadounidense de reclamaciones, muestran que el uso de estatinas hipocolesterolemiantes se asocian a un incremento en el riesgo de enfermedad de Parkinson, lo cual es contrario a las investigaciones previas, que señalan que los fármacos tienen un efecto protector para esta enfermedad.

Un nuevo estudio presentado en el Congreso Anual 2016 de la American Neurological Association (ANA), en el que los investigadores recurrieron a datos de la base de datos de Reclamaciones y Encuentros Comerciales de MarketScan, que incluye información sobre 30.343.035 personas de 40 a 65 años, entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2012, parece confirmarlo. De los sujetos, 21.559 se identificaron como portadores de enfermedad de Parkinson con base en los criterios de tener un diagnóstico primario o secundario, utilizar medicación anti-Parkinson o haberse sometido a procedimientos quirúrgicos de estimulación cerebral profunda. En el análisis transversal, la utilización de fármacos hipocolesterolemiantes, fuesen estatinas o no estatinas, se asoció a un aumento significativo de la prevalencia de la enfermedad de Parkinson (odds ratio [OR]: 1,61 - 1,67; p = 0,0001) después del ajuste con respecto a edad, género y otras comorbilidades como hiperlipidemia, diabetes, hipertensión y arteriopatía coronaria.

Las relaciones de los medicamentos hipocolesterolemiantes con la enfermedad de Parkinson fueron más intensas en pacientes con hiperlipidemia, y no hubo diferencias significativas entre las estatinas lipofílicas o hidrofílicas, al igual que con otros hipocolesterolemiantes no estatinas, en su efecto sobre el riesgo de enfermedad de Parkinson.

Los investigadores también estratificaron a las personas de acuerdo con el tiempo en que habían estado recibiendo tratamiento utilizando un análisis de casos y controles, emparejado, diferido de 2458 pares de casos de enfermedad de Parkinson y controles.

En el análisis transversal, tanto las estatinas como los fármacos hipocolesterolemiantes no estatinas se asociaron a enfermedad de Parkinson, pero en el análisis de casos y controles diferido de la duración del tratamiento, sólo las estatinas permanecieron significativamente relacionadas con el riesgo de enfermedad de Parkinson.

El máximo riesgo se vinculó al periodo más breve después de iniciar estatinas (OR: 1,93 para menos de un año de uso; 1,83 para 1 a 2,5 años y 1,37 para 2,5 años o más; p < 0,0001 para la tendencia).

 

Un metanálisis publicado antes este año en Pharmacoepidemiology and Drug Safety parece indicar que un motivo de las incongruencias en la evidencia del rol de las estatinas es que muchos estudios no hacen el ajuste con respecto a las concentraciones de colesterol. En este informe, los estudios que no hicieron el ajuste demostraron un efecto protector de las estatinas (riesgo relativo: 0,75), pero los que hicieron el ajuste para el colesterol o la hiperlipidemia no demostraron ningún efecto protector. Los que hicieron el ajuste para la hiperlipidemia tuvieron un riesgo relativo de 0,91, y para el colesterol, el riesgo relativo fue 1,04.

Una posibilidad es que las estatinas puedan bloquear no sólo la síntesis de colesterol, sino también la síntesis de coenzima Q10, que es esencial para la función celular.

 

El estudio fue financiado por apoyos económicos del National Institutes of Health, Colegio de Medicina de la Universidad del estado de Pensilvania Centro Médico Milton S. Hershey, Centro de Investigación Clínica General (GCRC), GCRC Construction y el Centro para Estudios Aplicados en Economía Sanitaria. Lo autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.