ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Y los sanitarios? ¿Siguen la dieta mediterránea?

Un estudio realizado con autoinformes de dieta mediterránea (DiMe),(1) cumplimenta ..
Artículo completo

Publicado: 20/07/2017

Definiendo el comportamiento sedentario y la inactividad física

  Un grupo de investigadores ha definido nueve conceptos -inactividad física, ..
Artículo completo

Publicado: 19/07/2017

La hipótesis del elevado colesterol calorías han muerto. Es hora de centrarse en la verdadera culpable

Hay evidencia emergente que demuestra que la resistencia a la insulina es el predi ..
Artículo completo

Publicado: 15/07/2017

Un flavonoide de las fresas puede prevenir el envejecimiento neuronal en algunas demencias

Maher, que trabaja en el laboratorio de David Schubert, director del Laboratorio d ..
Artículo completo

Publicado: 12/07/2017

Biodisponibilidad del calcio de las aguas minerales con diversa mineralización en comparación con la leche y un suplemento de calcio

  Objetivo: El objetivo del presente estudio fue comparar la biodisponibi ..
Artículo completo

Publicado: 08/07/2017
Ver todas las noticias

Efectos del botellón sobre la atención y flexibilidad mental

Efectos del botellón sobre la atención y flexibilidad mental

Los jóvenes con patrón de bebedor excesivo de fin de semana presentan peor rendimiento en pruebas neuropsicológicas que valoran la atención y la flexibilidad mental. Esta es la conclusión del estudio realizado por investigadores de la Unidad de Deterioro Cognitivo del Hospital Valdecilla en alumnos universitarios de la Escuela Gimbernat-Cantabria, centro adscrito a la Universidad de Cantabria, dirigido a evaluar los efectos del hábito del botellón sobre algunas funciones cognitivas por medio de tests validados para la población española y que se utilizan habitualmente en la consulta de Neurología para el estudio de demencias.

La investigación, que ha estado dirigida por el neurólogo Pascual Sánchez-Juan y que ha sido publicada en la revista 'Plos One', ha consistido en analizar los hábitos de vida de 206 estudiantes con una edad media de 19 años y que se clasificaron en bebedores excesivos de fin de semana -consumidores de 5 o más unidades de bebidas alcohólicas en dos horas, considerando que cada unidad contiene 10 gramos de alcohol puro- y no bebedores excesivos.

En el estudio se ha evaluado la memoria y las funciones ejecutivas mediante una amplia batería de tests neuropsicológicos y se han comparado los resultados entre bebedores excesivos y no excesivos. Según el análisis de los hábitos de vida, el 48% han resultado ser bebedores excesivos, con una edad media de inicio en el consumo de alcohol de 15 años.

Los investigadores han encontrado, además, que los alumnos con patrón de bebedor excesivo tuvieron un peor rendimiento y tardaron una media de 43,4 segundos en completar el test, que medía funciones ejecutivas mediante la atención y la flexibilidad mental, 6 segundos más que los estudiantes sin patrón de consumo excesivo. En la población de mujeres bebedoras excesivas se han observado valores inferiores a las no bebedoras excesivas en dos tests de función ejecutiva, mientras que en hombres tan sólo en uno.

Seguir leyendo

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.