ÚLTIMAS NOTICIAS

El potasio en la dieta, importa

Los alimentos ricos en potasio, como los plátanos y los agua ..
Artículo completo

Publicado: 17/10/2017

La dieta, en niños con esclerosis múltiple, es especialmente importante

Una dieta rica en grasas saturadas, puede aumentar el riesgo de recaída en niños c ..
Artículo completo

Publicado: 16/10/2017

Los medicamentos para combatir la acidez estomacal pueden alterar determinadas bacterias intestinales y promover lesiones en el hígado

  Un estudio de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha ..
Artículo completo

Publicado: 13/10/2017

¿Pueden tomar avena los pacientes con intolerancia al glúten?

En la búsqueda se han localizado 1 Revisión Sistemática (RS) del 2017, 2 Sumar ..
Artículo completo

Publicado: 10/10/2017

Las bebidas alternativas a la leche no sustituyen el yodo de la leche de vaca

Los consumidores de bebidas alternativas a la leche pueden estar en riesgo de defi ..
Artículo completo

Publicado: 04/10/2017
Ver todas las noticias

Desde 1970, los estadounidenses han incrementado el consumo de azúcar en un 10%, pero el de grasas y aceites ha subido un 57%

Desde 1970, los estadounidenses han incrementado el consumo de azúcar en un 10%, pero el de grasas y aceites ha subido un 57%

Un nuevo informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos rastrea cómo los patrones de consumo de alimentos en los EE.UU. han cambiado durante los últimos 40 años observando cómo muchas frutas, verduras, cereales, proteínas, lácteos, añadido grasas y aceites, y ha añadido azúcares y edulcorantes por cápita están disponibles. (Los datos sobre la disponibilidad de alimentos, ajustados por la pérdida de alimentos, es un muy buen indicador de consumo.)

El principal hallazgo no es sorprendente en absoluto: los estadounidenses están comiendo más de todos los grupos de alimentos, demasiadas grasas, azúcares y granos, y muy pocas frutas y verduras. Pero las cosas se ponen interesantes cuando se empieza a observar los cambios en ciertas frutas y verduras y nuestra desplazando el consumo de nutrientes - que implica la grasa en mayor medida.

Resulta que el suministro de aguacate ha aumentado enormemente (reflejando la basbaridad de consumo de guacamole, patatas fritas y margaritas).

Se consume mucho más mango y menos cítricos (el mango es más rico en fructosa)

Los estadounidenses consumen significativamente más grasa , que por cierto no es la mantequilla. Asimismo,  comen más pollo y menos carne de res, más yogur y menos leche.

El más tremendo salto han sido las grasas vegetales (87%. Eso incluye aceites para ensaladas y para cocinar (canola y aceite de oliva), que son hasta un 248 por ciento.

Mientras tanto, las grasas animales como la mantequilla y la manteca de cerdo se han reducido en un 27 por ciento - se trata de " grasas saturadas" que se consideran menos saludables. En particular, la disponibilidad de la mantequilla se redujo en un 8 por ciento y la manteca de cerdo en un sorprendente 65 por ciento. Al mismo tiempo, la disponibilidad per cápita de azúcares añadidos y edulcorantes creció sólo un 10 por ciento entre 1970 y 2014 - una fracción del aumento en el consumo de grasa añadida.

 

Informe completo: https://www.ers.usda.gov/webdocs/publications/eib166/eib-166.pdf?v=42762

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.