ÚLTIMAS NOTICIAS

El potasio en la dieta, importa

Los alimentos ricos en potasio, como los plátanos y los agua ..
Artículo completo

Publicado: 17/10/2017

La dieta, en niños con esclerosis múltiple, es especialmente importante

Una dieta rica en grasas saturadas, puede aumentar el riesgo de recaída en niños c ..
Artículo completo

Publicado: 16/10/2017

Los medicamentos para combatir la acidez estomacal pueden alterar determinadas bacterias intestinales y promover lesiones en el hígado

  Un estudio de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha ..
Artículo completo

Publicado: 13/10/2017

¿Pueden tomar avena los pacientes con intolerancia al glúten?

En la búsqueda se han localizado 1 Revisión Sistemática (RS) del 2017, 2 Sumar ..
Artículo completo

Publicado: 10/10/2017

Las bebidas alternativas a la leche no sustituyen el yodo de la leche de vaca

Los consumidores de bebidas alternativas a la leche pueden estar en riesgo de defi ..
Artículo completo

Publicado: 04/10/2017
Ver todas las noticias

El sedentarismo cuesta 54.000 millones de dólares al año a los sistemas sanitarios

El sedentarismo cuesta 54.000 millones de dólares al año a los sistemas sanitarios

Los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte evidencian que el 73% de los españoles es sedentario y no realiza el mínimo de actividad física recomendado, lo que activa las alertas de un aumento de enfermedades cardiovasculares derivadas de estos hábitos de vida de la población.

El sedentarismo no solo se asocia a una mayor morbimortalidad cardiovascular, sino también a un aumento de los costes para los sistemas sanitarios. Concretamente, un estudio del que se han hecho eco cardiólogos clínicos en Revista Española de Cardiología (REC) afirma que en 2013 el sedentarismo se asoció a un coste directo en cuidados de salud para el sistema sanitario de aproximadamente 54.000 millones de dólares en el mundo. A estos costes, además, se le añaden los asociados a la pérdida de productividad debido a las muertes producidas por inactividad física, así como la incapacidad ajustada por años de vida, que llegaron a los 14.000 millones de dólares.

Estos datos evidencian la importancia de una buena sinergia entre profesionales sanitarios –en este caso, entre cardiólogos y médicos de atención primaria – para asegurar una adecuada continuidad asistencial y reducir así complicaciones por cualquier causa cardiovascular. “Ofrecer al paciente las mejores opciones de tratamiento y seguimiento, así como un abordaje integral de su patología son prioridades establecidas por los profesionales sanitarios en prevención secundaria, ya que permiten una optimización del tratamiento médico y la identificación a tiempo de cualquier posible descompensación” afirma el Dr. Carlos Escobar, presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), quien prosigue que “los ámbitos de actuación para conseguir esta mejora consisten, por una parte, en cambiar los cambios en el estilo de vida del paciente; y por otra, asegurando que el paciente toma la medicación adecuada durante el seguimiento”.

Mejorar la prescripción de los nuevos anticoagulantes, prioridad conjunta

Además del sedentarismo, la prescripción de los fármacos según la situación específica de cada paciente también afecta en tasas de mortalidad cardiovascular y costes.

Una correcta y mejor prescripción farmacológica proporciona mayor seguridad y menores controles periódicos, lo que a su vez revierte en una reducción de costes sanitarios. “El caso más evidente es el de los anticoagulantes orales, se ha demostrado que son al menos tan eficaces como el sintrom en la prevención del ictus y de la embolia sistémica, pero su componente diferencial es que ofrecen un mejor perfil de seguridad, sobre todo en el riesgo de hemorragias intracraneales. Lamentablemente, en España existen restricciones en su uso tanto en atención primaria como entre los cardiólogos, lo que afecta negativamente al sistema sanitario en cuanto a gastos y en óptima atención a nuestros pacientes”, matiza el doctor.

Un estudio realizado en más de 90 hospitales españoles demuestra que aproximadamente el 40% de los pacientes con fibrilación auricular no valvular anticoagulados con antivitamina K (sintrom) tienen un control inadecuado de la anticoagulación. El pasado mes de noviembre, y a pesar de las recomendaciones sobre la seguridad y eficacia de los nuevos anticoagulantes por parte de cardiólogos e internistas, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) publicó prácticamente el mismo informe de posicionamiento terapéutico (IPT) en el cual se determina el uso de estos fármacos en nuestro país. La SEC y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) llevan reclamando desde hace años extender su uso, como ya sucede en el resto de países europeos (media europea de 48,8% vs media española del 23,9%).

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.