ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Y los sanitarios? ¿Siguen la dieta mediterránea?

Un estudio realizado con autoinformes de dieta mediterránea (DiMe),(1) cumplimenta ..
Artículo completo

Publicado: 20/07/2017

Definiendo el comportamiento sedentario y la inactividad física

  Un grupo de investigadores ha definido nueve conceptos -inactividad física, ..
Artículo completo

Publicado: 19/07/2017

La hipótesis del elevado colesterol calorías han muerto. Es hora de centrarse en la verdadera culpable

Hay evidencia emergente que demuestra que la resistencia a la insulina es el predi ..
Artículo completo

Publicado: 15/07/2017

Un flavonoide de las fresas puede prevenir el envejecimiento neuronal en algunas demencias

Maher, que trabaja en el laboratorio de David Schubert, director del Laboratorio d ..
Artículo completo

Publicado: 12/07/2017

Biodisponibilidad del calcio de las aguas minerales con diversa mineralización en comparación con la leche y un suplemento de calcio

  Objetivo: El objetivo del presente estudio fue comparar la biodisponibi ..
Artículo completo

Publicado: 08/07/2017
Ver todas las noticias

Beneficios de los ácidos grasos Omega-3 en el comportamiento y el aprendizaje en niños

Beneficios de los ácidos grasos Omega-3 en el comportamiento y el aprendizaje en niños

Beneficios de los ácidos grasos Omega-3 en el comportamiento y el aprendizaje en niños

 

En muchos niños, la ansiedad y el bajo estado de ánimo, mejoran después de un aumento de la ingesta de ácidos grasos de cadena larga Omega-3 EPA/DHA. Los últimos estudios realizados por la Dra Alex Richardson en la Universidad de Oxford, han demostrado que la ingesta extra de Omega-3 aporta beneficios en la lectura y la escritura en aquellos niños con Trastorno del desarrollo de la coordinación (Richardson y Montgomery 2005) y en aquellos niños con recursos económicos más limitados respecto a la población escolar general. (Richardson et al 2012).

Las diferencias individuales en el metabolismo (incluyendo algunos factores genéticos) juegan un papel importante a la hora de determinar la ingesta adecuada, en la etapa infantil, de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA/DHA). En un estudio reciente, se descubrió que 9 de cada 10 niños en edad escolar (de 7 a 9 años) en el Reino Unido, no llegaban a ingerir el nivel recomendado de pescado y marisco. Como resultado, sus niveles de Omega-3 de cadena larga en sangre eran muy bajos.

En este sentido, para la mayoría de la gente que lleva una dieta occidental, un incremento de 1.000-2.000mg/día (equivalente a alrededor de 4 a 8 comidas principales en las que se come pescado/marisco cada semana) es, posiblemente, la cantidad necesaria para alcanzar óptimos niveles para el cerebro y el cuerpo, aunque muchos estudios sobre los niños han descubierto los beneficios de la suplementación con sólo 550-750mg/día.

 

Alexandra Richardson es investigadora de Dyslexia Research Trust, pertenece al Biomedical Research Committee of Autism Unravelled and the Autism Treatment Trust, y trabaja activamente con the Hyperactive Children's Support Group y otros.

© Europa21 2013 Todos los derechos reservados.